6 AÑOS DE OTRO HOMICIDIO SIN RESOLVER

 

 

El miércoles 1º de julio, 2015  Morinigo y tres compañeros suyos habían transportado mercadería desde el supermercado mayorista Yaguar a varios comercios de nuestra ciudad.
Tras culminar con sus tareas, Morinigo conducía de regreso a Mar del Plata. Pero a la altura del kilómetro 109 de la ruta 88, en cercanías del acceso al balneario Arenas Verdes, un auto blanco se puso al lado del Mercedes Benz 1114 que manejaba Morinigo.
Según los pocos datos que pudieron aportar los compañeros del hombre fallecido, alguien comenzó a insultar desde el auto al conductor del camión y efectuó un disparo con un arma de fuego.
El proyectil habría impactado contra la carrocería de la cabina del camión y luego golpeado a Morinigo en la cabeza.
Los otros trabajadores que iban en el camión no pudieron ver al agresor debido a la altura del camión y el lugar desde donde se efectuó el disparo, además de la celeridad con que se registraron los hechos.
Señalaron que se trataría de un vehículo de color blanco, pero no pudieron precisar la marca. Tampoco vieron si quien efectuó el disparo fue el conductor del coche o su acompañante.
Si a estas circunstancias se le suma la escasa iluminación del lugar, ya que el hecho se produjo a las 19.45, se puede comprender que haya sido prácticamente imposible obtener alguna pista del testimonio de los compañeros de Morinigo.
El auto desde el que agredieron al transportista habría pegado la vuelta y regresado hacia Quequén.
Los investigadores esperaban que las cámaras de vigilancia en el acceso a la ciudad pudieran aportar alguna pista. 
Sin embargo, la cámara no habría registrado el ingreso de ningún auto de color blanco en el horario en que se produjo el incidente.
 
Herida fatal
Morinigo falleció el pasado martes 21, tras permanecer 20 días internado en la Clínica Regional de nuestra ciudad.
Durante la autopsia se le extrajo al transportista el proyectil que tenía alojado en la cabeza con el fin de realizar una pericia.
Sin embargo, el proyectil se hallaba fragmentado, aparentemente como consecuencia de haber impactado en la carrocería antes de golpear a Morinigo. Por esta razón sería difícil determinar su calibre.
Por otra parte, la observación de las grabaciones tomadas por las cámaras de video ubicadas en el acceso a Quequén por ruta 88, tampoco aportaron ningún elemento, ya que se trata de imágenes de muy mala calidad.
A cuatro meses de la muerte de Morinigo, no se han registrado avances en la investigación y que alguna vez se descubra la identidad del asesino depende de la confesión del propio tirador o de alguna persona que haya sido testigo del hecho.///
1

Sobre necochea