“Estas son las pequeñas cosas que reconfortan y que dan más energía para seguir trabajando”, dijo el entrenador de la Escuela Municipal de Atletismo y flamante integrante del cuerpo técnico de la Selección Nacional juvenil de la disciplina.

Sus largas horas de trabajos coordinando la Escuela Municipal de Atletismo, espacio que depende de la Dirección de Deportes de la comuna, y los resonantes resultados conseguidos por los alumnos que instruye, parecen haber dado resultado finalmente.

Al profesor Mauro Cabrera, designado al pasado año para viajar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro como veedor de la Federación provincial y recientemente formado como “Joven Líder Deportivo” por la Federación Británica de Atletismo, ahora le tocó el turno de conformar el cuerpo técnico de las categorías juveniles de la Selección Nacional.

Así fue que entre los pasados 3 y 4 de junio tuvo la oportunidad de estar en el Campeonato Sudamericano Sub 20, que se desarrolló en Georgetown, la capital de la República Cooperativa de Guyana, conformando un equipo integrado por cuatro entrenadores y 18 atletas, entre los que se destacó la participación de la también necochense Florencia Farnos.

“Tuve la posibilidad de ser parte del cuerpo técnico de una Selección Nacional que culminó quinta en el medallero conjunto, entre 11 países presentes, lo cual creo que fue muy satisfactorio para nuestro país”, afirmó el joven entrenador local.

Además, el profesor de Educación Física señaló que la realización de este certamen también fue trascendente para nuestra ciudad “porque contó con una atleta de la Escuela Municipal, Florencia Farnos, que ocupó el quinto lugar en la final de los 400 metros llanos y, creo, eso habla muy bien tanto del crecimiento de Florencia como del de la Escuela de la Municipalidad de Necochea, que en los últimos cinco años consecutivos viene teniendo presencia internacional a través de los atletas surgidos de ella”.

Ahondando en la experiencia de haber participado de su primer Sudamericano con  la selección, Mauro Cabrera explicó que entre sus tareas encomendadas se destacó la organización de “todo lo que tuvo que ver con la designación de cuáles iban a ser los atletas que nos iban a representar y, después, acompañarlos en el evento, que puedan llegar a competir en tiempo y forma y estar para lo que ellos necesiten”.

El entrenador nacional estuvo “encargado de todo lo referido a velocidad, vallas y relevos. Eran 9 atletas y, por suerte, la verdad que el resultado fue muy bueno en cuanto a lo específico del área velocidad: se lograron tres mejores marcas personales, cuatro medallas de bronce y todos los nenes estuvieron dentro de los cinco primeros de la prueba que disputaron”.

“Uno trabaja a diario muchísimo y con convicción de poder aportar lo mejor para la ciudad y el país. Tener la oportunidad, tanto como entrenador y con una alumna a cargo, de poder estar presentes en el Sudamericano creo que es muy importante. Son las pequeñas cosas que reconfortan y dan más energía para seguir trabajando”, así definió Mauro Cabrera, ya pensando en lo que viene y con la mira apuntando más que nunca a continuar por este camino, la sensación final de haber sido parte de este proceso de alto rendimiento.

 

Hacer Comentario