Franco de Benedictis no tuvo a la suerte de su lado en el lluvioso domingo de Chaco, por la cuarta fecha del Top Race, en una jornada que trajo nuevamente problemas para muchos pilotos, que sufrieron la inestabilidad climática. De esta forma, la gran labor del necochense en el viernes y el sábado no pudo cristalizarse en buenos resultados en las finales.
En el primer turno, el menor de la dinastía De Benedictis pudo completar apenas dos vueltas, por sufrir un toque que lo obligó a retirarse a boxes e interrumpir su participación. A contrarreloj el GF Racing comenzó los trabajos para recuperar y acondicionar el Mitsubishi Lancer de la pantera, llegando a ponerlo en pista para la segunda final. Allí la apuesta era por las gomas lisas, esperando que la lluvia que había cesado no retornara. Pero instantes antes de la luz verde Franco tuvo que retornar a boxes y cambiar a neumáticos para lluvia. Esto demoró al necochense, que en una carrera muy entrecortada no pudo contar con chances de avanzar, y lo encontró finalizando en el puesto dieciocho.
Tras el cierre de la jornada, Franco lamentó la falta de suerte: “se acumulan varias fechas con una serie hechos que nos dejan con un sabor amargo. Habiamos arrancado muy bien el fin de semana, en un autódromo que no conocía. Trabajamos muy bien en los entrenamientos, le agarramos la mano rápido, y eso nos llevó a ilusionarnos. El toque en la primera final y el cambio de gomas a último momento nos dejó de nuevo con las manos vacías, pero tenemos el norte claro con el equipo. El material está, así que vamos a seguir trabajando por el mismo camino. En ese sentido quiero agradecer a todos mis sponsors, por su apoyo incondicional. Son uno de los dos pilares, junto al GF Racing”.
La próxima del Top Race se disputará en Concordia, el fin de semana del 3, 4 y 5 de junio.

Hacer Comentario