Con la instalación de los nuevos ocho semáforos y el reacondicionamiento de dieciséis más, se ha logrado reducir la cantidad de accidentes en esquinas de mucha peligrosidad. Desde el área trabajan además en la puesta a punto de otros seis aparatos, la implementación de la ‘Onda Verde’ en avenidas y la colocación de nueva cartelería.

Desde comenzada la gestión de Gobierno del intendente Facundo López se le ha prestado especial atención al mejoramiento del tránsito vehicular y a la disminución de accidentes en intersecciones conflictivas. Así, se puso en macha un renovado Plan de Semaforización, diagramado por la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, que busca generar prevención y reducir el riesgo con la colocación de nuevas unidades en intersecciones que revestían peligrosidad.

Consultado por los cambios que ha experimentado el área desde diciembre de 2015, Jorge Bértole, quien está a cargo de coordinar el espacio, fue contundente. Con respecto al antes, explicó que “siempre fue parchar una cosa para emparchar la otra, así es como se han sacado semáforos de un lugar para ponerlos en otro lado, ha habido momentos en los que teníamos que comprar las lámparas de nuestro bolsillo para dejar el semáforo funcionando”; en cambio, “ahora, de a poquito, hemos logrado que las cosas vayan saliendo, tenemos muchas más cosas de las que teníamos”.

 

“El área ha cambiado. Antes teníamos una tormenta y nos quedaban diez semáforos sin funcionar. Hemos avanzado mucho de las controladoras antiguas, que se quemaban o no funcionaban, a las nuevas que son todas computarizadas y con GPS, preparadas para que el día de mañana puedan manejarlas desde un centro de control”, agregó sobre los avances instrumentales.

Cabe destacar que gracias al nuevo Plan de Semaforización la ciudad cuenta con ocho unidades nuevas, con tecnología de punta y colocadas en puntos estratégicos, mientras que dieciséis de los aparataos antiguos han sido reciclados a cero, con lo que se produjo una drástica reducción de los accidentes en cada esquina intervenida.

Sobre los flamantes aparatos, Bértole señaló que se colocaron “en diferentes arterias que eran peligrosas y en otras que para el verano van a venir bien porque cuentan con semáforos peatonales. Se pusieron en esquinas que eran conflictivas, en Avenida 58 y 71, en 58 y 49, o en 59 y 70, que siempre fueron de muchos accidentes”.

“Con los semáforos, tratamos de bajar la velocidad de los vehículos y, cuando tengamos todos con controladoras nuevas, se va a programar la onda verde completa en la Avenida 59 y en la Diagonal San Martín” y con diferencias en los horarios picos, buscando “desagotar más rápido el flujo vehicular”, afirmó.

En cuanto a la renovación de las unidades, el coordinador municipal de Señalización explicó que “se reciclan a cero: pintura, cambios de cables y de luminarias -se llevó todo a Led-, y controladoras nuevas. Aparte de que se están poniendo los decrementadores con segunderos para que los automovilistas vean si tienen tiempo de pasar”.

Además, “va a salir una obra nueva de seis semáforos más para reciclar a cero en cruces peligrosos. Lo único que queda anterior es la columna, después lo demás es todo nuevo”, adelantó el coordinador.

Finalmente y sobre otros adelantos que ha presentado el espacio, reveló que ya cuentan con una moderna máquina para plotear los carteles: “Antes se hacían con el letrista, que ponía toda su buena voluntad, pero con los tiempos de secado llevaba tres o cuatros días cada cartel. Con el ploter lo estamos haciendo más rápido y, de a poquito, vamos a ir cambiando toda la cartelería vieja”.

Hacer Comentario