Desde  la Dirección de Obras Sanitarias se explicó que el problema está en el pozo 28, donde se metió agua en la cabina tras las últimas lluvias y estropeó el tablero

“En el transcurso de la jornada estaremos terminando los trabajos para que vuelva a correr agua normalmente en Quequén”, aseveró el director de Obras Sanitarias, Ing. Leonardo Gaitán, lo que de alguna manera lleva tranquilidad para los vecinos de la localidad aledaña.

En ese sentido, explicó que “con la lluvia y el viento del miércoles se mojó por completo el tablero del pozo 28” ya que “se metió el agua en la cabina”.

Reconoció que “ayer desarmamos el tablero y tratamos de secar los componentes en el horno, pero la humedad no nos dejó completar la tarea, y de hecho quedaron contactos sulfatados”.

Para terminar, y a la hora de explicar la solución, subrayó que “trasladamos el tablero de otro pozo que tenemos parado y creemos que en las próximas horas solucionaremos la problemática”.

Hacer Comentario