En noviembre varios se juegan su futuro Miguel Abálsamo



“La mejor forma de
predecir el futuro
es construirlo”
Jim Rohr.
icen que uno de los
problemas de la cofradía política es que
siempre piensa en la
próxima elección aun
por encima de la que
está en ciernes. No
sabemos si es cierto
aquello que en política el ganador tiene la
razón, si sabemos que él mira su futuro y el
resultado de un feliz momento determina un
avance importante para sus aspiraciones.
El 14 de noviembre en el distrito se
eligen diez concejales para renovar la mitad
del cuerpo legislativo, dicho así parece un
simple título pero también es un medio
término para el Intendente. Sin embargo
hurgando en la profundidad del pensamiento de la dirigencia no es solo un concejal
más o menos lo que está en juego teniendo
en cuenta que estamos a dos años de la
próxima elección para cargos ejecutivos, y
dos años pasan volando.
De acuerdo a los resultados de la Paso
aparecen nubarrones para algunos, tormentas profundas para otros y el sol saldrá
para aquellos que logren la consolidación
como referentes de cada sector o frente.
No habrá camino sin espinas sin una buena
elección en noviembre, para los aspirantes
a pelear un lugar destacado para el 2023.
Todos arriesgan algo, especialmente los tres
espacios que sobresalen en la escena Juntos,
el Frente de Todos y Nueva Necochea, la
simplicidad del análisis se da en este trio,
que necesita afirmar el presente para mirar
con optimismo y expectativa el futuro.
Gonzalo Diez juega lo suyo
en tres resultados electorales
En el fútbol existen tres resultados,
victoria, derrota o empate, a veces en la
política también los corolarios pueden ser
varios y a través de esos números de votos
se marca el destino de todos los dirigentes
en pugna.
Dentro del esquema de la Unión Cívica
Radical el candidato que encabeza la lista
de Juntos, Gonzalo Diez, hace apuestas
fuertes pensando en el mañana que no
está lejos. Tiene dos cuestiones a resolver
primero aglutinar su propia tropa, algo
que parece no fácil y necesita arribar a ese
cuarenta por ciento de las Paso, sumados los
votos de las cuatro listas.
Si él arriba a ese promedio tendrá dos
motivos para el festejo, ganará la elección y
quedará con su futuro abierto positivo para
sus aspiraciones a ser el próximo intendente. Nadie duda que Santilli pueda superar el
50% de los sufragios en Necochea, aunque
los heridos de Juntos en las Paso pueden salir con la boleta como un buscapié y esto lo
sabe Diez, que infiere lo va a perjudicar; son
más de 10.000 votos que quedaron afuera
con acuerdo o sin acuerdo.
A raíz de esto están agazapados como
esperando a su presa, luego del aquelarre
que se generó entre los integrantes de Juntos
en Necochea, tanto el partido de Arturo
cuya lista está conformada por algunos
exfuncionarios, que son continuadores de la
gestión municipal y por otro lado la ACT,
esta última sin propuestas, al aguardo del
“Maná de la urnas”, hay otro sector, Avanza
Libertad, a la expectativa de ese “buscapié”
de votos que en las Paso se inclinara por
algún precandidato de Juntos.
“La Lista de Arturo”
con un objetivo claro,
incrementar sus votos
El Intendente sigue transpirando la camiseta, abocado a su gestión que no puede
ni debe descuidarse por el respeto a toda
la ciudadanía y destinando otra parte de su
día a la calle con un objetivo claro, incrementar el porcentaje que obtuvo en las Paso
saliendo de su despacho y dando la cara a
los vecinos preocupado por lo que vio en
septiembre.
Hoy, se ha trasladado en el distrito por
ciertas encuestas el peso de la elección a
Juntos, consecuencia de los desaguisados
del Gobierno nacional y el provincial que
todo lo que han hecho a partir de la derrota en las Paso les ha jugado en contra y,
el oficialismo municipal tiene la enorme
necesidad de concretar objetivos es por
eso que busca alinearse de soslayo con
la supuesta boleta ganadora que encabeza
Santilli. Rojas es astuto, sabe de éstas
lides para arrimarse subrepticiamente
con su boleta corta a los ganadores, no
tiene alma de perdedor ni de segundo
siquiera. Su boleta corta tiene el sello de
un partido del cual es dueño absoluto, sin
historia ni patrones, con la carga positiva
y negativa generada en un año de pande- mia, solo importa en definitiva que sea
introducida en las urnas.
Por eso trata de convencer con los suyos
a la sociedad que le dé un respaldo en el
Concejo Deliberante para los cambios que
quiere llevar adelante. Hábilmente y, desde
el mensaje de Nueva Necochea transmite el
convencimiento de haber superado lo ocurrido en las Paso, algo que siente cuando camina la calle con sus adláteres. La máxima
apuesta es ganar una elección, algo lógico,
es cierto también que no hay peor ciego que
aquel que no quiere ver la realidad y decide
volver a cerrar los ojos.
Si suma tres concejales, haciendo
cuentas matemáticas quedaría el Intendente
con un bloque de ocho propios (cinco que
quedan y dos que renueva) y la posibilidad
de alcanzar mayoría en el legislativo con
dos más, que existen en el cuerpo y no es
tan difícil de deducir. Y un interrogante
que se plantea la oposición es en cuanto a
las diferencias profundas que existe en un
bloque, que podría derivar en un unipersonal con autonomía propia a partir del 10 de
diciembre.
El Intendente juega parte de su futuro, reconociendo que es una elección de
concejales y su nombre y apellido no figura
en la boleta, pero es su lista, como esgrimen
en la cartelería. Cada volante entregado
demuestra que Arturo Rojas juega su futuro
para ese 2023 donde lo espera una política
de alianzas, una decisión que aguardará
para más adelante, cuando se comience a
dar más de un indicio si el viento viene de
barlovento.
En caso de quedar tercero en noviembre el golpe sería importante, no de nocaut
pero si de reflexión, que ya la realizó tras
las Paso, midiendo cada área de gobierno,
poniendo una lupa sobre el trabajo de su
equipo de campaña, mientras se esperan
cambios, los obligados para reemplazar a
quienes ocuparán una banca desde el 10 de
diciembre, mientras aseguran en su “mesa
chica” y en quienes lo conocen o ven su
andar, que habría varios cambios y tal vez
sorprenda con algunas designaciones que no
figuran en la agenda cotidiana.
El Frente de Todos inmovilizado
en su clásico voto cautivo
El oficialismo nacional y provincial
con la cantidad de disparos en los pies
que se viene efectuando daría la impresión que está esperando que le “tiren
la toalla” al Frente de Todos como a un
boxeador antes que le hagan la cuenta de
10. “Es imposible salir de este encierro
de votos, creemos que es casi una utopía
poder seducir a otros sectores de la comu- nidad, ya no podemos pensar en eso, más
bien conservar lo nuestro”, aseguraba con
total honestidad un ultra dirigente “K”,
analizando el presente quien señalaba que
no pudimos ni coordinar la movilización
del 17 de octubre.
Es correcto lo dicho, parece improbable
que el Frente de Todos pueda obtener más
que lo tradicional, ese 30% que parece
histórico, con una situación nacional que
poco ayuda más bien tira para abajo cada
día y una lista local donde muchos actores
quedaron afuera, una propuesta que no pare- ce motivante y una resignación supina de
obtener solo dos concejales.
Es un momento donde muchos se
atreven a enfrentar lo que antes no lo hacían
callando y otorgando pero repitiendo en
voz baja lo que ahora gritan para ser oídos,
para el Frente de Todos será un antes y un
después de la elección de noviembre. Ya
se oyen tambores de guerra y muchos no
acusan solamente al presidente Alberto Fernández por la derrota sino que se comienza
a repetir otro nombre, Cristina Fernández de
Kirchner. //

Sobre necochea