El Subsecretario de Actividades portuarias de la Provincia de Buenos Aires, Contraalmirante retirado Marcelo Lobbosco, habló acerca de la actualidad del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, la gestión del actual Presidente, y además de cómo encontró el área, y del proyecto de ley, enviado a María Eugenia Vidal, sobre puertos.
No es habitué de dar muchas notas, por eso es que tiene valor el mano a mano que pudo realizarle el colega necochense, en La Plata, Ignacio Darguibel a Marcelo Lobbosco. La máxima autoridad portuaria de la Provincia de Buenos Aires se refirió a varios temas, entre ellos a Puerto Quequén “Es un Puerto que tiene capacidades muy superiores a las que ahora muestra”, arrancó la charla el exContraalmirante. Al referirse a cómo se da un buen funcionamiento en la gestión, Lobbosco dijo “Todo esto no depende de una sola persona. Esto depende de ponerse de acuerdo con los actores portuarios, los funcionarios portuarios y la ciudad. Si todos se ponen de acuerdo de impulsar a Puerto Quequén, como uno de los principales puertos, no de la región, sino del país, van a ir camino a eso”. Más allá de esta explicación de un escenario perfecto, el Subcretario de Asuntos portuarios calificó a la gestión del Dr. Arturo Rojas como “Muy buena”
Diagnóstico inicial al asumir la Subsecretaría
Cada funcionario que inicia su camino en una cartera, más tratándose de un cambio de Gobierno, de diferente partido político, es hacer un estudio de la situación. Marcelo Lobbosco, respecto de esto, contó esos primeros meses “Hicimos un diagnostico inicial, el primero no fue bueno, por varios motivos: Primero la infraestructura de la parte publica no era buena, la gestión portuaria no era la correcta, y teníamos problemas básicos, a la operatoria portuaria”. Sobre esto ultimo añadió: “No operaban de noche, algunos no le andaban las grúas, otros no tenían la profundidad necesaria, y habían puertos que habían dejado deudas, que tuvo que pagar este gobierno”. Respecto a esto vale recordar que desde la asunción del Dr. Arturo Rojas todos estos inconvenientes en nuestra estación marítima se fueron superando, a tal punto que, hoy el servicio de remolques operan las 24 horas y las terminales trabajan 18 horas. Todo esto, más las políticas macroeconómicas nacionales, hicieron que se superaran las 7,5 toneladas de exportación, arrojando un superávit de $72.292.041. Esto significó un incremento en la recaudación, comparado con el 2015, de un casi 2300% más.
Para que en los diferentes Puertos se pudiera lograr buenas gestiones, mucho tuvo que ver un estudio que se realizó desde la Subsecretaria de Asuntos Portuarios “Empezamos a definir políticas portuarias, algo que parece básico, pero no lo había. Además definimos el perfil de cada puerto, eso es muy importante”, cerró Lobbosco.

Hacer Comentario