Fue perseguido, calumniado ,sin embargo el dirigente sindical de nuestro medio, Mario Coste ha logrado una reivindicación de su figura, luego que meses atrás, quienes ya no pertenecen a la conducción del Sindicato de Fleteros de la República Argentina, Eduardo Damiani, ex secretario general y Miguel Angel Brizuela,ex adjunto, trataron de dejar afuera de  la renovación  del sindicato que lo tiene como protagonista esperando que antes de fin de año se produzcan las elecciones en todo el país.
En el mes de mayo del corriente año, aquellos que fueron denunciados por Mario Coste por no defender a los trabajadores  y no permitir la posibilidad de elecciones democráticas en el gremio,comenzaron una campaña de desprestigio acusándolo de ” no tener las cuentas claras en el gremio” expulsándolo del sindicato con la finalidad de que no pudiese armar lista opositora.
Coste, sin embargo concretó la lista, que lleva como candidato a secretarío general al trabajador del área del Correo Argentino,Mario Pereya, Lista Azul y Blanca que tiene a Coste como candidato a secretarío gremial.
El dirigente local manifestó al respecto..” hemos pasado de todo, ante aquellos que difaman y no quieren la renovación sindical en los fleteros, por suerte estamos en carrera en la casi segura elección que habrá antes de fin de año.  Quiero manifestar que la Secretaría de Trabajo a nivel nacional que orienta el compañero Jorge Triaca a estado a la altura de las circunstancias actuando con apertura y claridad ante nuestros miles de afiliados en todo el país”.
Ya ha caducado el mandato de la anterior comisión directiva de Damiani y Brizuela, como así lo determinó  el Ministerio de Trabajo de la Nación, el día diez de julio del corriente año, convocándose proximamente a elecciones (y muestra la nota de referencia del Ministerio de Nación).
“Estamos actuando en defensa de los trabajadores desde nuestra Azul y Blanca, consiguiendo recientemente la reincorporación de un trabajador despedido de una fábrica de Bahía Blanca, y gracias a nuestra gestión fue devuelto a la actividad laboral. Es decir, el sindicato,con sede en la Boca, Capital, esta cerrado y sin conducción, estamos en una situación de acefalía que sólo se repara con las elecciones ,en donde tenemos todo preparado para presentarnos, mediante los votos sin hay lista opositora o en caso de ser única lista tendremos la responsabilidad de representar a toda la familia de los fleteros de la República Argentina, esa es nuestra única meta, la defensa de los trabajadores, una obra social que los proteja y la posibilidad de viajes mediante turismo social. Sin estar al frente del Sindicato igualmente estamos trabajando para que el trabajador se sienta respaldado. Y así lo hacemos diariamente desde nuestra sede social en Quequén”.

Hacer Comentario