Tres hombres que fueron detenidos el mes pasado por su presunta vinculación con el asalto a un matrimonio de jubilados ocurrido en la calle 69 y 18, quedaron bajo prisión preventiva en las últimas horas.
Según fuentes judiciales, los tres permanecen alojados en comisarías locales, pero ahora bajo prisión preventiva. Se encuentran en esa situación desde el pasado 17 de junio, cuando fueron detenidos en una vivienda abandonada ubicada cerca del hogar de las víctimas.
Por otra parte, trascendió que se investiga el origen de un elemento recuperado durante el allanamiento realizado en la vivienda abandonada a fin de determinar si los tres hombres tienen vinculación con otro hecho delictivo.
Violento robo
El jueves 16 de junio, a las 20.45, tres hombres encapuchados y con guantes ingresaron a la vivienda de Carlos Boullosa y su esposa, en calle 69 casi 18 y se apoderaron de unos $ 3.000, todo el oro que había en el lugar y varios electrodomésticos.
“Estaba entrando la camioneta al garaje y en ese instante me sorprendieron por la espalda. Enseguida comenzaron a golpearme, luego en la casa nos ataron con mi señora de pies y manos, y nos dejaron a cada uno en los dormitorios”, dijo el jubilado.
Explicó además que los encapuchados “revolvieron todo, nos tuvieron encerrados una hora y cuarenta minutos. Hasta tomaron cerveza durante el tiempo que estuvieron en la vivienda y antes de irse dijeron que nos quemarían si nos movíamos, que esperáramos una hora, pero cuando logré desatarme de las ataduras avisamos al vecino”.
Como consecuencia de los golpes, Boullosa, de 72 años, fue trasladado al Hospital Municipal Ferreyra para que sea asistido de las heridas cortantes que presentaba en el cuero cabelludo.
“Me tuvieron que dar dos puntos de sutura porque estaba perdiendo mucha sangre”, reconoció el jubilado de Luz y Fuerza que trabajó muchos años en la Central Termoeléctrica.
Los vecinos
Los asaltantes escaparon de la casa del jubilado por los fondos. Horas más tarde la Policía realizó una inspección en una vivienda abandonada ubicada sobre la calle 18, en la misma manzana donde se produjo el asalto.
Allí la Policía encontró la mayoría de los elementos sustraídos a la pareja de jubilados. Al mismo tiempo, los policías observaron a un hombre que intentó ingresar a otra casa de la cuadra. El sospechoso fue aprehendido y se lo identificó como Julio Miño.
En la entrada de la casa también se descubrió a otros dos jóvenes en actitud sospechosa y se los aprehendió. Fueron identificados como Walter Coronel y José Coronel.
Los tres quedaron poco después vinculados a la causa por “robo agravado por el uso de arma de fuego, en poblado, en banda y privación ilegal de la libertad”.
En las últimas horas, al cumplirse un mes de la detención, el Juzgado de Garantías hizo lugar al pedido de prisión preventiva presentado por la Fiscalía, por lo que los tres deberán permanecer en esa situación hasta la realización del juicio.///

Hacer Comentario